LA ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS (III)

ORIENTACION NOCTURNA DE CIRCUNSTANCIAS

ORIENTARSE POR EL MOVIMIENTO DE LAS ESTRELLAS.

Nunca antes había leído sobre, ni oído hablar de esto que voy a exponer. Ni durante los distintos adiestramientos militares a que me había sometido, desde las Academias, General o de Infantería, a los Cursos de Montaña u Operaciones Especiales, ni en ningún tratado o manual sobre orientación nocturna.

Me remonto a 1.995 o 96; una época en que, a nivel popular, empezaba a introducirse Internet; absolutamente nada que ver con lo que es ahora. Estaba controlando el paso de los alumnos de un Curso de Orientación y Navegación Nocturna de mi Escuela de Supervivencia en un punto del recorrido. Durante el largo tiempo allí parado, esperando la sucesiva llegada de los binomios, me percaté de que, las estrellas, en su movimiento aparente alrededor de la Tierra, describían un arco muy tendido; casi una línea recta. El hecho me hizo pensar:

Como ya sabemos, normalmente, para localizar la Polar, lo hacemos por la referencia de las constelaciones de la Osa Mayor y Casiopea, ya que sus estrellas son más visibles que las de la Osa Menor. Para ello, en función del momento nocturno,  debemos buscar dichas constelaciones en un lado u otro de la bóveda celeste; ya que, van rotando en el sentido Este-Sur-Oeste en torno a la Estrella Polar.

Alguna vez, aunque no soy muy bueno como fotógrafo, empleando mi cojo-equipo de la Olympus OM-2 reflex con carrete de película, ya que por aquel entonces no se tenía ni la más remota idea de que pudieran llegar a existir cámaras digitales, colocando la cámara en su trípode y mediante una exposición de 15 minutos y baja obturación, había captado el aspecto circular de las estrellas en torno a la Polar, pero no se me había pasado por la cabeza fotografiar otra dirección de la Rosa de los Vientos.

¿Por qué observaba el desplazamiento de las estrellas en un movimiento tan tendido?.

La conclusión llegó al poco tiempo: estaba mirando el cielo en la dirección del Sur.

Me coloqué mirando hacia el Este y permanecí un largo rato observando la bóveda celeste en esa dirección: Las estrellas salían por el horizonte e iban remontando prácticamente en vertical. Me volví hacia el Oeste. Aunque ya intuía lo que iba a observar, volví a permanecer un buen rato observando el firmamento: ahora, las estrellas bajaban prácticamente describiendo una trayectoria vertical hasta ocultarse tras el horizonte.

La cámara se dispuso sobre un trípode, manteniéndose en exposición durante 15 minutos.
 
En el negativo quedo impresionado el tránsito de las estrellas en ese tiempo; tránsito que queda reflejado en la fotografía por unos trazos claros, cuyo conjunto describe unos arcos muy tendidos, con vértice elevado prácticamente sobre la vertical del Crucero. Por lo que podemos afirmar que estamos visualizando el firmamento en dirección Sur.
 
Este fue el punto mencionado en mi relato, al que volví para hacer la foto.

Conclusión:

Observando como trazan su desplazamiento aparente las estrellas, a lo largo de un periodo, en la bóveda celeste, podremos determinar la dirección de la Rosa de los vientos en la que estamos efectuando la observación.

Procedimiento general:

  Debido a las condiciones atmosféricas, no siempre es posible encontrar un cielo limpio que nos permita localizar las estrellas de las que, habitualmente, nos valemos para orientarnos; normalmente la Estrella Polar. Cuando esto ocurra, siempre y cuando podamos observar una determinada estrella sin perderla durante un cierto tiempo, podremos determinar con bastante aproximación, la dirección de los puntos cardinales y sus cuadrantales. Para ello:

  • Localice sobre la bóveda celeste una zona despejada de nubes y situada preferentemente, a media altura, entre su zenit y su horizonte.
  • Identifique una estrella. Intente que sea lo más brillante y destacada posible, para que su seguimiento sea más fácil.
  • Establezca un plano de mira que contenga a la estrella. Puede emplear:
  • Un punto del horizonte.
    • Un par de palos que definan una línea de mira.
    • Una hoja de papel horquillada en un palo.
    • Mantenga la observación unos 15 minutos.
  • Siga las normas que se establecen a continuación:

EN EL HEMISFERIO BOREAL:

  • Si observa que, mientras que la o las estrellas situadas a su derecha, ascienden describiendo un arco hacia la izquierda, las situadas a su izquierda, descienden describiendo un arco hacia la derecha, estará orientado mirando al Norte.
    • Las estrellas situadas en la parte superior de la mira la cruzan de derecha a izquierda mientras que las situadas en la parte inferior lo hacen de izquierda a derecha. Están describiendo círculos entorno al eje Norte-Sur celeste.
Transito estelar Norte
  • Si observa que, tanto las estrellas situadas a su izquierda, como las que se encuentran a su derecha, describen arcos tendidos de izquierda a derecha, estará orientado mirando al Sur.
    • Todas las estrellas cruzan la mira de izquierda a derecha.
    • El paso por el Sur es el más elevado de la trayectoria: culminación de la estrella.
Transito estelar Sur
  • Si observa que todas las estrellas describen una trayectoria claramente ascendente, estará orientado mirando hacia el Este.
  • Si observa que todas las estrellas describen una trayectoria claramente descendente, estará orientado mirando hacia el Oeste.

Incluso puede determinar las direcciones intermedias de la Rosa de los Vientos, Noreste, Sureste, Suroeste o Noroeste:

  • Si observa que las estrellas ascienden describiendo un arco más o menos vertical, estará orientado mirando al Noreste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen ascendiendo de izquierda a derecha.
  • Si observa que las estrellas ascienden describiendo un arco tendido, estará orientado mirando al Sureste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen ascendiendo de izquierda a derecha.
  • Si observa que las estrellas descienden describiendo un arco tendido, estará orientado mirando al Suroeste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen descendiendo de izquierda a derecha.
  • Si observa que las estrellas descienden describiendo un arco más o menos vertical, estará orientado mirando al Noroeste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen descendiendo de derecha a izquierda.

EN EL HEMISFERIO AUSTRAL:

  • Si observa que, tanto las estrellas situadas a su derecha, como las que se encuentran a su izquierda, describen arcos tendidos de derecha a izquierda, estará orientado mirando al Norte.
    • Todas las estrellas cruzan la mira de derecha a izquierda.
    • En este hemisferio, el paso por el Norte es el más elevado de la trayectoria: culminación de la estrella.
  • Si observa que, mientras que la o las estrellas situadas a su izquierda, ascienden describiendo un arco hacia la derecha, las situadas a su derecha, descienden describiendo un arco hacia la izquierda, estará orientado mirando al Sur.
    • Las estrellas situadas en la parte superior de la mira la cruzan de izquierda a derecha, mientras que las situadas en la parte inferior lo hacen de derecha a izquierda.
  • Si observa que todas las estrellas describen una trayectoria claramente ascendente, estará orientado mirando hacia el Este. Es decir: no hay diferencia con el Hemisferio Boreal.
  • Si observa que todas las estrellas describen una trayectoria claramente descendente, estará orientado mirando hacia el Oeste. Es decir: tampoco hay diferencia con el Hemisferio Boreal.
  • Si observa que las estrellas ascienden describiendo un arco más o menos vertical hacia la derecha, estará orientado mirando al Sureste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen ascendiendo de izquierda a derecha.
  • Si observa que las estrellas ascienden describiendo un arco tendido hacia la izquierda, estará orientado mirando al Noreste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen ascendiendo de derecha a izquierda.
  • Si observa que las estrellas descienden describiendo un arco más o menos vertical hacia la derecha, estará orientado mirando al Suroeste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen descendiendo de izquierda a derecha.
  • Si observa que las estrellas descienden describiendo un arco tendido hacia la izquierda, estará orientado mirando al Noroeste.
    • Las estrellas que cruzan la mira lo hacen descendiendo de derecha a izquierda.

LA ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS (II)

ORIENTACION NOCTURNA DE CIRCUNSTANCIAS

ORIENTARSE POR LAS ESTRELLAS.

Para emplear las estrellas como medio de orientación nocturna hay que tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • La forma más sencilla de localizar una estrella es identificando la constelación a la que pertenece.
  • Durante la preparación de la acción, es conveniente estudiar el aspecto que ofrecerá la bóveda celeste durante su ejecución en el área. Para ello podemos utilizar los planisferios estelares tradicionales o aplicaciones como Stellarium.
  • Antes de iniciar un movimiento nocturno, se debe mirar al cielo e identificar la situación de las distintas constelaciones, localizando las estrellas más notables. No espere a que la necesidad le sorprenda.
  • De todas las estrellas, solamente la Polar define con precisión la dirección del Norte Geográfico. El resto de estrellas y constelaciones, solamente sirven para hallar con cierta aproximación las direcciones de los puntos cardinales o como guías del movimiento.

LOS PLANISFERIOS:

Son la representación de las partes del firmamento celeste, en los que quedan plasmadas las posiciones de los distintos astros, en función de un determinado sistema de coordenadas astronómicas y una época anual.

Presentan el eje Norte-Sur en el sentido vertical de manera semejante a como quedan reflejados en la cartografía terrestre. Sin embargo, la dirección Este-Oeste, muestra su sentido invertido: el Este a la izquierda y el Oeste a la derecha.

La razón de este cambio es lógica: al representar la bóveda celeste que se extiende sobre nuestras cabezas, para poder orientarlo y comparar de manera cómoda, la posición real de las estrellas con la de su imagen dibujada en el planisferio, debe colocarse éste en posición vertical.

Como usar un planisferio:

Los planisferios están dibujados tal y como vemos la bóveda celeste al levantar la vista hacia el cielo. Para utilizarlos haga lo siguiente:

  • Disponga el planisferio en posición vertical.
  • En una primera aproximación, gírelo, hasta que el punto cardinal o la dirección de la rosa de los vientos, en cuyo sentido quiere realizar la observación, quede dirigida hacia el suelo.
    • Tenga presente que los mapas estelares que mantienen fijadas a ellos las direcciones de los puntos cardinales, están referidos a un momento determinado, como el del crepúsculo, la media noche, etc. Por tanto, solamente podrán orientarse según la dirección de los Puntos Cardinales en esos momentos. Para cualquier otro instante, habrá que tener presente el desplazamiento de la bóveda celeste.
Como emplear un Planisferio:
La dirección de la Rosa de los Vientos, en cuyo sentido quiere realizar la observación, debe quedar dirigida hacia el suelo.

Como emplear un planisferio para la orientación de circunstancias:

Esa es la teoría de aplicación de un planisferio para el adiestramiento en la localización de las constelaciones e identificación de sus estrellas. Pero si lo que trata es de orientarse utilizando las estrellas, considerando que la situación le ofreciera la posibilidad de disponer de un planisferio, no podría utilizar este procedimiento; ya que, lo que pretende, precisamente es, localizar la dirección de los Puntos Cardinales

 En este caso, tendrá que aplicar el siguiente procedimiento:

  • Identifique en la bóveda celeste alguna constelación. Si identifica varias mejor.
  • A continuación, mirando hacia esa constelación y manteniéndolo en posición vertical, gire el planisferio hasta que las estrellas de la constelación identificada y su representación en él, queden en paralelo.
  • La dirección de la Rosa de los Vientos que quede hacia el suelo, le indicará la dirección en la que está mirando. Conocida una dirección de la Rosa de los Vientos, puede definir todas las demás.

LAS CONSTELACIONES:

Según la mitología griega, durante el reinado de Cefeo y su esposa Casiopea, ésta se jactó de ser más bella que las diosas; por lo que, enojadas, enviaron un monstruo marino que devastó el país. Por consejo de los sacerdotes, la pareja real se dispuso a sacrificar a su hija Andrómeda, entregándosela al monstruo; pero el héroe Perseo, tras vencerlo en encarnizado combate, la liberó. Como consecuencia, los dioses los confinaron en el cielo y ahí siguen, visibles a nuestros ojos, en forma de constelaciones; incluido el monstruo marino que forma la constelación de la Ballena.

Las “historias” mitológicas, mil veces contadas, quedaban retenidas en la mente de los navegantes; de manera que, reflejadas en el firmamento, facilitaban su empleo durante la orientación y navegación nocturna. Así, por ejemplo, apoyándonos en la historia de Cefeo y Casiopea, su hija Andrómeda y el héroe Perseo, podemos localizar esas constelaciones como una agrupación de ellas.

La Unión Astronómica Internacional IAU, divide el firmamento en 88 constelaciones. Cada una de ellas se distingue y diferencia de las demás, por la forma característica que la disposición de sus estrellas le dan.

MÉTODOS DE IDENTIFICACIÓN:

Como decía al principio, la forma tradicional en la que los navegantes se han basado para la identificación de las estrellas ha sido, por su localización dentro del conjunto de las que conforman la constelación a la que pertenece. Y hoy, sigue siendo un valioso apoyo a la orientación y navegación terrestre nocturna de circunstancias.

Método de la Vía láctea:

  • Identifique la situación de la Vía Láctea.
  • Identifique una de las constelaciones visibles sobre ella:  
  • A partir de ella, identifique las sucesivas constelaciones situadas sobre la Vía Láctea, hacia un lado y otro.
  • Localizadas las constelaciones situadas sobre la Vía Láctea, intente situar aquellas otras que, a ambos lados de la banda que la conforma, se encuentran entre cada dos de las identificadas anteriormente.

Método circular:

  • Escoja el planisferio adecuado a su situación.
  • Oriente el planisferio.
  • Identifique una de las constelaciones visibles.
  • Localizada una constelación, identifique las que la rodean.
  • Una vez localizadas e identificadas las anteriores, vuelva a realizar una búsqueda de identificación de las constelaciones que rodean a cada una de ellas.

ALGUNAS DE LAS CONSTELACIONES MAS EMPLEADAS:

Constelaciones Osa Mayor y Osa Menor:

Probablemente, las constelaciones de la Osa Mayor y la osa Menor, sean las más antiguas de todas ellas.

Según la mitología griega, cuando Arcturus cazó una osa, su padre Zeus la colocó en el cielo. También es conocida como el Carro Mayor, por la apariencia semejante a la de un carro sin ruedas, que le dan sus siete estrellas más brillantes. Cuatro de ellas forman cuadrilátero y las otras tres, partiendo de un vértice, la lanza arqueada:

  • La estrella Eta es la punta de la lanza del carro.
  • Mizar es la central de la lanza y junto a ella queda una menos brillante llamada Alcor.
  • La estrella Alioth es la más próxima al carro.
  • Alfa Dubhe y Beta Merak, son las posteriores del carro.
  • Dentro de su región celeste, se encuentran otras estrellas menos brillantes, galaxias y la nebulosa del Búho.

La Osa Menor, tiene una forma semejante, pero mucho más pequeña. Sus estrellas son menos brillantes y su disposición está invertida con respecto a ella. También se le conoce con el nombre de Carro Menor:

  • La estrella Polar, distante del Polo Norte celeste alrededor de 1º, ya era utilizada por los griegos como medio de orientación, y parece ser que, en el 600 a. de C., Tales la incluía en la lista de las constelaciones.
  • Las estrellas Beta y Gamma que forman el borde posterior del carro son conocidas como «los guardianes del Polo».
Constelaciones Osa Mayor, Osa Menor y  Casiopea

Constelación Casiopea:

Según la mitología griega Casiopea era una reina etíope esposa de Cefeo y madre de Andrómeda:

  • Está situada sobre la Vía Láctea.
  • Posee una forma característica de W, con su parte superior dirigida hacia el Polo.
  • La estrella Rucba es el vértice de la primera V de la W.

Constelación Orión:

Según la mitología griega, Orión era el gigante que cegado en castigo por haber maltratado a Merope, recobró la vista al exponer sus ojos a los rayos del Sol naciente. Después, vivió como un cazador acompañado de Artemisa. Orión es una de las más bellas de cuantas constelaciones pueden apreciarse en el firmamento. Está situada sobre el Ecuador celeste:

  • Cerca de su centro se sitúan alineadas tres estrellas brillantes, constituyendo el denominado cinturón de Orión. Mintaka es la más occidental y Alnitak la más oriental.
  • La alineación de las nebulosas Gran Nebulosa de Orión y Cabeza de Caballo, junto a las estrellas situadas sobre ella, configuran la denominada espada de Orión.
  • Otras cuatro estrellas brillantes constituyen los vértices de un rectángulo:
    • La Estrella Betelgeuse, una gigante de 1ª magnitud, ocupa el vértice superior izquierdo, se corresponde con el hombro del mitológico cazador y se alinea diametralmente con la estrella central del cinturón y la supergigante Rigel, situada en el vértice inferior derecho, su pie.
    • El vértice superior derecho, que define el brazo del cazador que empuña el arco, está ocupado por la estrella Bellátrix. El vértice opuesto es ocupado por la estrella Salph.
  • A la izquierda del rectángulo, un grupo numeroso de estrellas, no muy brillantes, se disponen en arco; para dar forma al arco del cazador.

Constelaciones Cruz del Sur y Centauro:

Próxima al círculo polar antártico, la Cruz del Sur está compuesta por cinco estrellas; cuatro de las cuales se disponen en forma de cruz. La más austral, en el extremo del brazo largo, es Acrux, estrella de 1ª magnitud:

  • Se encuentra sobre la Vía Láctea, muy próxima al denominado Saco de Carbón; una de sus zonas más oscuras del firmamento.
  • En la constelación Quilla de la Nave de Argos, inmediatamente después sobre la Vía Láctea, cuatro de sus estrellas están dispuestas de forma similar a las de la Cruz del Sur, pudiendo llevar a error en la identificación. A esta formación de estrellas, se le llama Falsa Cruz.

Centauro es una extensa constelación austral, entre cuyas estrellas figuran algunas de las más brillantes del firmamento, como Alfa y Beta  Centauri.

  • Centauro envuelve a la constelación Cruz del Sur.
  • A las estrellas Alfa y Beta Centauri se les denomina “marcadoras del Sur”.
Constelaciones Orión, Cruz del Sur y Centauro

AL NORTE POR LA POLAR:

De todas las estrellas, solamente la Polar, situada aproximadamente a 1º del Polo Norte Celeste y por lo tanto prácticamente en la alineación del Eje Norte-Sur, define con precisión casi matemática, la dirección del Norte Geográfico. Además, su situación, permite determinar la Latitud del punto de observación con un error inferior a 1º.

La localización del Norte por la Polar, puede llevarse a cabo mediante:

  • La identificación de la constelación Osa Menor, de la que la estrella Polar es la punta de su lanza y la más brillante de las que la conforman.
  • Las estrellas Merak y Dubhe de la constelación Osa Mayor.
  • La estrella Mizar de la constelación Osa Mayor y la estrella Rucba de la constelación Casiopea.

Localización por Merak y Dubhe:

  • Localice la constelación Osa Mayor.
  • Identifique las estrellas posteriores del carro: a Dubhe y b Merak.
  • Sobre su alineación, en el sentido Merak-Dubhe, a una distancia visual, aproximadamente igual a cuatro veces la que separa a ambas, se encuentra la estrella Polar.

Localización por Mizar y Rucba:

  • Localice la constelación Osa Mayor.
  • Identifique su estrella Mizar, la central de la lanza del carro.
  • Localice la constelación Casiopea.
  • Identifique su estrella Rucba, vértice de la primera V de la W que forma la constelación.
  • Alinee las estrellas Mizar y Rucba y busque su punto medio. En él encontrará a la estrella Polar.
Al Norte por la Polar:
Localización por Merak y Dubhe de la Constelación de la Osa Mayor.
Localización por Mizar de la Constelación de la Osa Mayor y Rucba de Casiopea

AL SUR POR ORION:

En las regiones intertropicales, la constelación Orión, sirve para localizar la dirección del Sur.

  • Por encima de los 20º de Latitud Norte o Sur, Orión solamente es visible desde finales de Noviembre a mediados de Abril.
  • Su estrella Mintaka (Delta Ori) está situada sobre el Ecuador celeste.

  • Localice la constelación Orión.
  • Identifique sus estrellas Betelgeuse y Rigel. Son las más brillantes, con diferencia, de la constelación.
  • Trace la línea imaginaria que une Betelgeuse con Rigel y el punto de corte de su prolongación con el horizonte terrestre, determinará sensiblemente la dirección Sur.
Al Sur por Orión

AL SUR POR LA CRUZ DEL SUR:

  • Localice la constelación Cruz del Sur.
  • Identifique su brazo largo; uno de cuyos extremos, el más austral, está ocupado por la estrella Acrux, la más brillante de la constelación.
  • Sobre su alineación, en el sentido Gamma – Acrux, a una distancia aproximadamente igual a cuatro veces la que separa a ambas, se encuentra el Polo Sur Celeste.
  • La vertical trazada desde ese imaginario punto, Polo Sur Celeste, al cortar el horizonte terrestre, determinará la dirección del Sur Geográfico.

AL SUR POR LA CRUZ DEL SUR Y CENTAURO:

Este sistema, pretende determinar la posición del Polo Sur, por la intersección de la prolongación del brazo largo de la Cruz del Sur, con la perpendicular trazada entre las estrellas Alfa y Beta Centaurus de la constelación Centauro “las marcadoras del Sur”:

  • Localice la constelación Cruz del Sur.
  • Identifique su brazo largo; uno de cuyos extremos, el más austral, está ocupado por la estrella Acrux, la más brillante de la constelación.
  • Localice la constelación Centauro.
  • Identifique sus estrellas Alfa y Beta Centaurus.
  • Busque el punto imaginario donde se cruzan la prolongación del brazo largo de la constelación Cruz del Sur y la línea media perpendicular a la alineación de las estrellas Alfa y Beta de Centauro. Ese punto es el Sur.
Al Sur por la Cruz del Sur y la Cruz del Sur y Centauro

LA ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS (I)

ORIENTACION NOCTURNA DE CIRCUNSTANCIAS

ANTECEDENTES.

Sin duda, la historia más conocida de la navegación terrestre nocturna siguiendo una estrella, es la de los 3 Reyes Magos de Oriente; magos y astrólogos.

la historia más conocida de la navegación terrestre nocturna
Vivía en Tarragona, donde mi padre, Capitán de Infantería, estaba destinado. Tendría 9 o 10 años. Parte de las habitaciones de la casa, incluida en la que yo dormía y jugaba, y el salón, daban a un largo balcón.
 
Aquella noche del 5 de Enero, como todas las de esa fecha, tras dejar mi zapato en el salón, bien limpio, con una zanahoria para sus camellos y algo de turrón y champagne para SSMM en una mesita, me había ido a la cama pronto. Aunque normalmente duermo del tirón, esa noche me cuesta dormirme: los nervios de esa mágica noche. Pienso si me habré portado suficientemente bien a lo largo del año, si mi ilusionada carta habrá llegado hasta Ellos, en fin, … El caso es que, con total claridad, vi pasar de corrida por la puerta que daba al balcón las siluetas de los 3 Reyes dirigiéndose al salón. Me tapé la cara con las sábanas y cerré los ojos con fuerza. Poco después sentí unos pasos que se acercaban y al momento una gran mano que me acariciaba. Desde entonces, todas las noches del 5 de Enero, espero que vuelva a suceder.

Desde al menos 4.000 años antes de Cristo, Pueblos como el sumerio, el egipcio, el fenicio o el griego, con la intención de facilitar la identificación y seguimiento de una determinada estrella durante sus viajes, ya habían delimitado o marcado distintas zonas de la bóveda celeste. Habían organizado las constelaciones; grupos de estrellas que, aunque nada tienen que ver unas con otras astronómicamente, configuran conjuntos visuales que facilitan la identificación de las distintas estrellas del firmamento.

Unas veces, las más, una Cultura, aunque le cambiara el nombre, “heredaba” las constelaciones ya existentes; aunque en algunos casos, se organizaron otras nuevas, incluso mezclando estrellas de una y otra de las existentes.

Continuar leyendo «LA ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS (I)»

LA ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS

ORIENTACION NOCTURNA DE CIRCUNSTANCIAS

La experiencia acumulada sobre la gran variedad de emergencias que han dado origen a una situación de supervivencia demuestra que, en la mayoría de los casos, la opción más acertada, cuando ésta se produce, es permanecer en las proximidades del lugar donde se desencadenó. Pero, si el lugar es peligroso, se considera imposible el rescate o se estima que, por cualquier circunstancia, no llegará en tiempo oportuno, muy probablemente, si queremos sobrevivir, no quedará más remedio que ponerse en marcha hasta alcanzar un lugar donde podamos dar por finalizada la situación.

Pero, antes, deberemos tener en cuenta una serie de condicionantes; de manera que, la decisión de marchar, no implique una tarea inútil, para culminar en una situación todavía más precaria que la que estábamos sufriendo.

Continuar leyendo «LA ORIENTACIÓN POR LAS ESTRELLAS»
error: Content is protected !!