TRACTORADA

ALERTA COMPATRIOTAS

¡ Alerta compatriotas ¡. Creo que partieron con un apoyo casi al 100% del Pueblo español, pero si se extralimitan, si se empeñan en jodernos con sus cortes de carreteras o vías urbanas, muy probablemente, lo van a perder.

Como en una Operación Militar, deberían planificar bien su estrategia; es más, deberían haberla planificado con anterioridad a la acción. El por qué se lanzan a la calle lo tienen claro y, en principio, estoy con ustedes, pero ¿cuáles deberían ser los objetivos a batir?:

¿Nosotros que somos su razón de existir, los que, al otro extremo de la línea, compramos sus lechugas, su trigo, su carne o su pescado y lo hacemos al 300%?.

Busquen a “su enemigo” y vayan decididamente a por él o ellos:

  • Políticos nacionales y europeos, sin visión de futuro ni de Nación; porque no tienen las capacidades técnicas, ni intelectuales, ni morales adecuadas para resolver. Que, además de, en general, ser corruptos, muy corruptos e ineptos, solo piensan en mantener su propio estatus a toda costa.
  • Eje constituido por la cadena logística que termina en los grandes y también pequeños centros comerciales, verdulerías, fruterías, carnicerías o pescaderías. Vivimos en una época en la que, reflejo de nuestros dirigentes, una gran mayoría, quiere hacerse rica en cuatro días trabajando lo menos posible.

Señores, si ustedes, para revindicar sus derechos, nos joden a los demás, deben asumir que nosotros, para revindicar los nuestros, muchos de ellos también pisoteados por esta chusma que nos gobierna, también podemos dedicarnos a joderlos a ustedes y sus negocios.

Indirectamente, sí, pero si a ustedes les pagan poco, nosotros pagamos muchísimo por sus productos. El 370,983%. Y los precios de la compra suben si parar. Tal vez nos podríamos parar a pensar que, lo más probable, porque la solución no va a ser la correcta, la cadena se romperá por el eslabón más débil: el consumidor. Es decir, ustedes ganarán más, intermediarios y vendedores harán lo propio y nosotros, los consumidores, pagaremos más: Su beneficio, será nuestro perjuicio. También tendremos que arreglarlo ¿no?.

Y con esto quiero dirigirme a todos los gremios, taxistas, camioneros, conductores de ambulancia, funcionarios, sanitarios, pilotos de avión, controladores aéreos, …, en fin, a toda suerte de asociaciones, corporaciones, colectivos o como quieran llamarlos, que, viviendo de nosotros, intentan resolver sus problemas, las más de las veces manipulados políticamente, buscando el momento oportuno para jodernos más; que ni tenemos la culpa, ni podemos resolvérselos.

Mejor marchar unidos que no andar dándonos por el culo unos a otros, mientras los responsables, viven la dolce vita; al margen de los problemas que al Pueblo nos acucian. ¿No están conmigo?.

Insisto: vayan a por aquellos que perjudican sus intereses. No sea que nos hartemos, de unos y de otros y se lie parda:

Los políticos. Esa chusma corrupta, mediocre, sin capacidad para ejercer la dirección de nada, ya que no poseen el nivel técnico, ni intelectual ni moral; una pandilla de amigotes que se reparten el poder y los beneficios que él lleva consigo, delante de nuestras narices impunemente. Lo vemos todos los días impasibles ante el desastre social. Y unos “satélites” por ellos pagados, para que no se salgan de sus “orbitas”: Sindicatos, Asociaciones y Altos Cargos, en general.

No entendemos correctamente los conceptos de democracia, igualdad y libertad.

Cuando mi madre iba a la consulta del médico, le decía que era como si fuera a ver a Dios. En general, la gente se plantea la gestión de los políticos como si fueran Dios. Y ellos, a sí mismos, se han hecho dios: intocables. No entiendo eso de las ideologías, menos cuando de ellas, la mayoría de la gente no conoce más que sus siglas PSOE, PP, PCE, BILDU,  ERC, …, sin tener ni idea de cuáles son sus postulados, su doctrina o su programa de gobierno. Solo por tradición “nosotros somos rojos o fachas de toda la vida” o esnobismo. ¡Que necia es la ignorancia!. Pero, aunque creyera, si lo hicieran mal, aunque fuera mi Partido de toda la vida, el de mis padres, abuelos y bisabuelos, iría contra ellos; de igual manera que si “los contrarios” lo hicieran bien, les aplaudiría.

Un palurdo, aunque tenga estudios, que ahora cualquier tronco puede llegar a tenerlos, no puede llegar a ser presidente, ministro, director general, etc. Mejor dicho, no debería poder llegar a serlo; porque llegar llegan. Ninguna Sociedad anterior a la nuestra, desde la remota prehistoria, admitió que necios, ignorantes, sin capacidad para administrarla, militar, económica, jurídica y socialmente, dirigiera su devenir. Buscaba líderes en los distintos aspectos sociales, que los llevaran a triunfar: ser libres y vivir.

La igualdad es relativa a la de oportunidades, no a que un parasito, un vago, un maleante, tocándose los huevos, tenga derecho a vivir como un esforzado trabajador. Ni siquiera a que un tipo o “tipa” sin la preparación y experiencia adecuada, tenga derecho a ocupar cargos para los que no está cualificado.

Y en cuanto a la libertad, tiene un límite, que es donde empieza la de los demás.

No. No digo que fueran angelitos aquellos antiguos mandatarios. Se enriquecieron a costa de, pero supieron mandar y con un diezmo (10%) les bastó. Los de hoy necesitan del 21% para arriba; ya que, su reiteración, hace que, el porcentaje de impuestos final que pagamos sea mucho mayor.

Los Políticos, sean del color que sean, son nuestro principal problema. Su corrupción, arrastra a los distintos escalones sociales por debajo de ellos a la corrupción: Un corrupto, no puede eliminar la corrupción. Nunca ha habido en España tanta corrupción como en el transcurso de la Democracia. Ahora hemos alcanzado límites surrealistas.

ASAJA, COAG, UPA, … No se si bien o mal dirigidas. Eso ustedes deberían saberlo bien y, en consecuencia, si su gestión no se ciñe a sus necesidades, demolerlas. Por lo que manifiestan algunos de ustedes en las entrevistas de televisión que veo, no parecen estar muy contentos.

Pero lo que no logro entender es que, tales asociaciones adquieran tintes políticos, desde la derecha a la izquierda; lo que no hace sino politizarlas. Es decir, servir a los intereses de los políticos en vez de a los de sus asociados.

Señores agricultores, ganaderos y pescadores. ¿Por qué mezclan ustedes churras con merinas?. Que yo sepa, ni los tomates, ni las naranjas, ni las lechugas, ni las vacas, ovejas, cerdos, conejos, gallinas, calamares, lubinas, merluzas, etc., tienen ideología política. Su objetivo, el de sus Asociaciones, no debería ser otro que el obtener los mejores resultados en el proceso que llevará sus productos al mercado. Independientemente de sus ideologías; las de ustedes.

Ideologías: Como ya he mencionado, no puedo entender que, a estas alturas, el mundo se mueva en base a ideologías políticas o religiosas. Bueno, realmente si que lo entiendo: las ideologías son el banderín de enganche y la tapadera para que los vivos, los políticos, vivan a costa de.

Nadie puede defender lo que no conoce. Ahí radica el problema.

Sabemos que el Presidente del Gobierno es un sinvergüenza, un mentiroso. No es un experto en nada, salvo en la falacia; aunque tampoco tiene por qué serlo en todo. Pero de ahí para abajo, si debieran serlo. Y al no serlo, cada uno de esos ineptos, necesita de una corte de asesores; muchos de ellos, tan inútiles como ellos mismos. Así, al poner en manos de amiguetes su ineptitud, cuando la corrupción lo inunda todo, es cuando empieza el fracaso de lo político.

La política, el pensamiento ideológico, no tiene razón de ser en nuestra época. Es tan obsoleta como el feudalismo del que se aparta poco. Los antiguos señores feudales y sus nobles, duques, marqueses, condes, vizcondes, barones, …, han sido sustituidos por sus señorías, presidente, vicepresidentes, ministros, secretarios, subsecretarios, diputados, senadores, …, asesores, que no son sino más de lo mismo. Los mismos perros con distintos collares.

¿Quién es el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación?.

¿Es un hombre del campo, la ganadería o la pesca?, ¿es un ingeniero agrónomo?.

Respuesta: NO

Luis Planas Puchades, es Licenciado en Derecho. Dedicado a lo político, prácticamente toda su vida. Desde 1.982; es decir, sin ni siquiera experiencia laboral en su especialidad, el Derecho. Durante todo este tiempo, 42 años, su “trabajo” político, apenas ha tenido que ver con la agricultura y la ganadería 4 años. Y no empezó dirigiendo una asociación de agricultores o ganaderos porque tenía un huertecillo. No. Empezó como Consejero de Agricultura de la Junta de Andalucía en 1.993. Y de ahí a Ministro

Es decir: otro “ni puta idea de que es lo que tengo entre manos”. Pero de Consejero o de Ministro se vive de puta madre; así que importa un bledo.

Insisto: Nadie puede defender lo que no conoce. Nadie sin ánimo de servicio, de dejarse la piel en beneficio de aquellos a los que sirve y con mucho ánimo de servirse, puede arreglar nada.

Si usted se siente enfermo, ¿irá a una carpintero a ver si le soluciona el problema?.

Entonces:

¿Para qué sirven los políticos si no saben de nada?. ¿Para que los soportamos y alimentamos?. Pues está claro: para nada

Las ideologías políticas, solo sirven para entorpecer el auténtico avance social, que debería estar en manos de profesionales de alto prestigio.

La Democracia no es otra cosa que la dictadura de los parlanchines. Una nueva forma de régimen feudal, con disciplina de voto incluida.

Y paso al eje logístico que termina en el comprador final; el conjunto de los intermediarios.

Como también he comentado, vivimos en un mundo en el que, una gran mayoría, quiere enriquecerse en cuatro días y para ello vale todo. La profesionalidad es una virtud cada vez más rara.

Me retrotraigo al principio de los años 80 del siglo pasado. En Enero, fui designado como Capitán de víveres del CIR V de Córdoba, cesando en el cargo a finales de Abril o principios de Mayo por desplazarme a realizar el curso de Buceador de la Armada. Voy a ser escueto. En otro artículo me extenderé sobre aquella aventura.

No tenía ni idea sobre “vender patatas”, así que tuve que ponerme a estudiar el tema. Según el reglamento, a los precios de coste de los productos adquiridos a los proveedores, podía incrementarles un 2%. Era lógico; ya que, por cualquier motivo, podía echarse a perder algo y no era cuestión de que lo pagara de mi sueldo. Pero inmediatamente, me di cuenta de que el incremento mínimo marcado a los productos era del 20%, llegando al 40% en algunos casos. Ponerlos en su precio justo me llevó a una bronca con el sinvergüenza del Teniente Coronel Mayor. Me negué a superar ese 2% y le dije que si quería que incrementara los precios por encima de ese porcentaje, que me diera la orden por escrito. No tuvo cojones de hacerlo, naturalmente.

Aclararé que, ese incremento, lo pagaba el soldado de lo que devengaba del Estado para su manutención. En aquella época, no superaba las 8 pesetas diarias. Resumiendo, ese incremento en la carestía de los productos hacía que su alimentación fuera peor de lo que debería ser.

Si un Kilogramo de patatas me costaba 3,5 pesetas, al incrementarle el 2%, el soldado pagaba 3,57 pesetas. Pero si en vez del 2% le incrementaba un 30%, la cosa se ponía en 4,55 pesetas.

Impresionante. Si aquel incremento de entre un 20 y un 40% me pareció un abuso que no estaba dispuesto a secundar, ¿qué pueden ustedes imaginar que pienso sobre el 370,983%, que es el incremento medio del valor de los productos del campo al consumidor?. Obtenido de Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos para el 2.022 (lo más actual que he podido encontrar).

Esta estadística está en base a productos que no requieren de ninguna transformación o manipulación. De la mata a la boca: limones, naranjas, patatas, tomates, … No estamos hablando de productos que requieren una manufacturación, como la leche, los embutidos, las conservas, …No señores, directo de la mata a la boca, 370,983% de incremento. Un auténtico e injustificable atraco. Toda la cadena logística se forra a nuestra costa y la del agricultor.

Realmente, para muchos, las cosas no están para tirar cohetes. Hay que buscar lo más económico para salir medianamente adelante y entre pagar más o menos por un tomate, sin pensar en más, se tira por el que menos cuesta; aunque sea marroquí.

Y eso lo saben los empresarios. Al final, por desconocimiento, prisas, necesidad, etc., nos tiraremos a por lo más barato.

¿Cómo es posible esto también?.

¿Cómo se entiende que a la producción española y europea se les exijan unas condiciones para poder comercializar sus productos y las extranjeras entren sin cumplirlos?.

Atentos a la invasión de productos marroquíes con la que ha tragado Pedro Sanchez en su último rendibú ante el sátrapa Mohamed, que incluye el transporte de sus mercancías según sus reglas, las de Marruecos, apartadas de las de Europa. Con las que, como cómplices de esa ignominia, vamos a tragar, sabiendo o sin saber; ya que, en la mayoría de los casos, resulta complejo saber de donde procede el producto que compras, gracias a la publicidad engañosa permitida.

No nos engañemos, las grandes superficies no buscan en ese precio más bajo favorecer al consumidor, sino incrementar sus beneficios. Compran más barato y su margen de beneficio, aun vendiéndolo más barato que el español, es mayor.

Y volviendo sobre Marruecos, aunque el asunto da para un extenso tema, ¡Atención!, el consumo de verduras, frutas y carnes, puede implicar serios problemas sanitarios. Para empezar, el concepto de higiene en Marruecos es más que dudoso.

error: Content is protected !!